jump to navigation

Ley de Extranjería

La Ley de Extranjería (su nombre correcto es Ley Orgánica
sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España
) se aprobó en diciembre de 1999 por el Parlamento, es la Ley Orgánica 4/2000, ésta sustituyó a la norma de 1985, ampliando los derechos y libertades de los inmigrantes.

A partir de allí se han estado incluyendo una serie de reformas que la han hecho más restrictiva,  por ejemplo  sobre la regularización permanente que permitía regularizar su situación a los inmigrantes que acreditasen que estuvieran en España 2 años o que puedan justificar la denegación de visados para entrar en España.

Así también, reconocía el derecho a la educación para inmigrantes irregulares menores de 18 años, así como a la asistencia sanitaria y los servicios y prestaciones sociales básicas.

Top Manta |Fuente: David / FlickrCC

Top Manta |Fuente: David / FlickrCC

Privación de derechos

En enero de 2001 entró en vigor la reforma (LO 8/2000)en la cual privaba a los inmigrantes ilegales los derechos de reunión y asociación, sindicación y huelga; así también, aumentó de dos a cinco años el tiempo que deberían permanecer en España los inmigrantes para obtener el permiso de residencia y por último se estableció que se podía expulsar del país a un inmigrante irregular mediante el procedimiento de urgencia.

Medidas contra la inmigración irregular

Así también, se tomaron medidas para combatir la inmigración irregular y se estableció que se cerrarían los negocios a los empresarios que contrataran a “sin papeles”.

La segunda reforma se propuso en septiembre de 2003 (LO 11/2003) en la cual se contempló que se expulsarían del país a los inmigrantes que cometiesen delitos con años de cárcel inferiores a los seis meses.

La tercera modificación (LO 14/2003) aprobada en octubre de 2003, anuló 13 artículos del reglamento debido a un recurso presentado por las organizaciones pro inmigrantes Red Acoge y Andalucía Acoge, los cuales contenían reformas como conceder el permiso de trabajo o residencia por tres meses en los cuales el inmigrante
debía conseguir trabajo, se establecieron limitaciones a la reagrupación familiar, entre otros.

El 31 de diciembre de 2004 se aprobó el Reglamento de Desarrollo de la Ley de Extranjería, abriendo un proceso extraordinario de regularización de inmigrantes.

Enlaces: